Las 5 tendencias tecnológicas en seguros a seguir de cerca en 2023

Tendencias Seguros

Guía de tendencias tecnológicas que ayudará a la toma de decisiones estratégicas.

Plataformas en la Nube

El gran tema en boca de todos es la nube, las plataformas Cloud. Esto se debe a la promesa de esta tecnología para optimizar infraestructuras, agilizar la adaptación al cambio, flexibilidad, entre otras cosas.

Según un informe de Celent, el 69% de las compañías considera la optimización de sus gastos un objetivo comercial para adoptar la nube, mientras que Celent estima que cambiar a plataformas nativas en la nube puede reducir los gastos de mantenimiento hasta un 80%.

Estar en la nube puede reducir los costos porque la computación pasa a estar a cargo de los proveedores cloud que operan y administran los recursos a gran escala y, por lo tanto, pueden lograr ahorros considerables.

Hay otros beneficios que contribuyen a migrar hacia la nube, entre ellos se destacan:

  • Escalabilidad: La nube permite que la demanda de computación de las compañías aumente o disminuya sin restricciones.
  • Innovación: La nube y sus ecosistemas fomentan la innovación y les ofrece a las aseguradoras acceso a nuevas oportunidades de mercado. La construcción de ecosistemas y conectores, le permitirá a las compañías ser pioneros en su negocio con la oferta de nuevos productos.
  • Agilidad: Estar en la nube permite que la adopción de nuevos proyectos sea más sencillo, convirtiéndose en una experiencia dinámica. Un informe de Mambu en colaboración con Celent destaca que la migración a la nube aumenta la velocidad de comercialización de nuevos productos y servicios en un 85%.

Internet de las cosas (loT)

En esta era, caracterizada por la hiperconectividad y los avances digitales, la proliferación de sensores, dispositivos e infraestructura conectados que recopilan, transmiten y procesan datos, se convierten en protagonistas.

Un estudio realizado por BGH Tech Partner prevé que el mercado global loT, crecerá de US $478 mil millones a finales de 2022, a US $2,465 mil millones para 2029.

Este nuevo modelo permitirá la evolución de modelos a partir de la interacción de las personas con los dispositivos, así como también, en seguros, la aparición de productos innovadores y más personalizados aún, a través del uso y análisis de dispositivos que determinarán el valor de la prima del seguro.

Ciberseguridad

Con el avance de la Nube, también crece la necesidad de resguardar los datos alojados allí. Las herramientas y procesos que ayuden a garantizar la seguridad y privacidad de la información se torna clave.

Así, Celent expone en uno de sus informes que el 55% de los encuestados (directivos de compañías de seguros) han experimentado un intento de ciberataque en los últimos 3 años, aunque en promedio invierten de su presupuesto un 7% en ciberseguridad.

Para evitar el avance de los ciberataques, se requiere la capacitación de los colaboradores en las nuevas tecnologías.

Un ejemplo sería el papel del aprendizaje automático (ML), donde los sistemas de detección de amenazas habilitados por la inteligencia artificial (IA) pueden predecir nuevos ataques y notificar a los administradores sobre violaciones de datos al instante.

También habrá un mayor desarrollo de las prácticas proactivas de ciberseguridad tales como las pruebas de penetración y el análisis de vulnerabilidades.

En definitiva, dado que cada vez más empresas y organizaciones migran cargas de trabajo a la nube, se pondrá foco en reforzar y optimizar la configuración de la seguridad en el ambiente cloud, y se buscará que tenga componentes predictivos.

Datos

Las aseguradoras manejan miles de datos por día. Sumado a la seguridad e integridad de los mismos, está el desafío de cómo gestionar, organizar y emplear esos datos como una ventaja comercial.

Se espera que para el 2023  se profundice la etapa de análisis aumentado, en la que tecnología como big data, IA,  ayudarán a procesar e interpretar los datos complejos de manera ágil, así como también contar con la capacidad de manejar múltiples flujos de datos de forma simultánea.

Esto le permitiría a las compañías de seguros desde el punto de vista del negocio, contar con un abanico de posibilidades para crear nuevos productos en función de los patrones de conducta/consumo de los clientes, de sus perfiles, de sus intereses, entre otras cosas.

Metaverso

Algunos aseguran que esta tecnología marcará el futuro de Internet y la forma en que se vivencia la realidad, dado que le permite a las personas reproducir exactamente o amplificar sus actividades del mundo físico.

En otras palabras, el Metaverso es un mundo virtual, uno al que se podrá conectar utilizando una serie de dispositivos que nos harán pensar que realmente estamos dentro de él, interactuando con todos sus elementos.

Será como teletransportarse a un mundo nuevo a través de elementos como gafas de realidad virtual y otros complementos que nos permitirán interactuar con él. Este nuevo mundo impacta en todos los mercados, incluso el asegurador.

Por ejemplo, dentro del mundo virtual se puede crear hasta una economía propia, donde una persona puede comprar propiedades, inmuebles como vehículos, hogares, dispositivos tecnológicos, entre otros.

Al igual que en el mundo físico, esa persona probablemente va a querer proteger sus bienes de posibles ciberataques, fraudes, etc. Por lo que, en un futuro quizás no muy lejano sea posible emitir pólizas con coberturas exclusivas para este nuevo mundo virtual que es el metaverso.

 

Fuente: AACS (Asociación Argentina de Compañías de Seguros)